BOCADOS DE BELLEZA

María Forcada


5 NUTRIENTES QUE NO DEBEN FALTAR EN TU DIETA PARA CONSERVARTE IDEAL TODA LA VIDA



Qué tienen en común Carolina Herrera, Sophia Loren, Michelle Pfeiffer, Susan Sarandon, Sharon Stone, Meryl Streep? Todas cruzan el umbral de los 50 - ¡algunas de lejos! -, se conservan hermosas, naturales, erguidas y con un porte que irradia seguridad por la que todas firmaríamos. El secreto, más allá del bisturí, está en conservar una piel tersa, nutritiva e hidratada; unos huesos armados y una tonificación muscular aún activa. Amén del uso de cremas con principios activos, realizar ejercicio y dormir bien, lo más importante es cómo nos cuidamos por dentro, y es aquí donde la alimentación, la gasolina que le damos a nuestro organismo, juega un papel imprescindible.

Las mujeres, de constitución distinta a la del hombre, sufrimos un rápido desgaste de algunos nutrientes imprescindibles para una calidad de vida impecable con el paso del tiempo.

Los ácidos grasos Omega-3, como los Omega-6, son ácidos grasos esenciales, así llamados porque nuestro organismo es incapaz de sintetizarlos y debemos obtenerlos a partir de nuestra alimentación. Se encuentran especialmente en los pescados azules, aunque también podemos acudir a los suplementos. La principal ventaja de consumir estos ácidos grasos esenciales es que reducen el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, eliminando el colesterol malo de nuestras arterias. Las mujeres que están o quieren quedar embarazadas deberán prestar especial atención, pues resultan esenciales para el correcto desarrollo del cerebro y de la retina de los recién nacidos, sobre todo de los prematuros.

Además, los Omega-3 reactivan las células, ayudando a mantener su humedad, previniendo el envejecimiento y favoreciendo la elasticidad de la piel.

La vitamina D, muchas veces olvidada, es aquella que permite al calcio fijarse en nuestros huesos, evitando principalmente el raquitismo (en niños y jóvenes) y la osteoporosis (en edades avanzadas). Esta vitamina se sintetiza en primer lugar a través de los rayos del sol y también de la alimentación. Al ser liposoluble (viaja en la grasa), las mujeres solemos bajar la dosis necesaria diaria al seguir dietas de adelgazamiento. En estos casos, se puede hacer uso de suplementos, aunque lo más recomendable es seguir una dieta equilibrada en la que no falte el pescado azul, lácteos enteros y yema de huevo.

Vitamina C, es la vitamina más reconocida, la que no debe faltar en los niños, por eso les obligamos a beberse el jugo de naranja a diario, pero, ¿cuál es la función de esta famosa vitamina? En primer lugar, es importante entender que esta vitamina es hidrosoluble y nuestro organismo no es capaz de generarla, tiene un proceso oxidativo muy alto, es decir, desaparece rápidamente, por lo que su consumo debe ser constante. Su poder antioxidante refuerza el sistema inmune, retrasa el envejecimiento al ser un regenerador celular y ayuda a la absorción de otras vitaminas y minerales como el hierro (tan importante para evitar las anemias) o la activación del colágeno, un magnifico reparador natural. La principal fuente de vitamina C son los vegetales consumidos en crudo, especialmente las frutas cítricas.

Ácido fólico, conocido también como la vitamina B9, es sobre todo imprescindible en mujeres que están o van a quedar embarazadas. Es el padrenuestro en las prescripciones de los ginecólogos, pues la carencia de esta vitamina puede provocar deformaciones en la placenta, defectos cerebrales o espina bífida en el feto. Su fuente principal, como su nombre indica, son los alimentos de hoja verde: espinaca, lechuga verde, acelgas, canónigos…, también en los frutos secos, cereales, y muy especialmente en los garbanzos.

El colágeno se ha puesto de moda sobre todo en tratamientos de belleza, unido al ácido hialurónico. Al ser una molécula proteica ayuda a la regeneración de tejidos óseos, musculares, cartílagos, tendones… Ayudando también a conservar la masa muscular. En teoría, es difícil sufrir carencias de esta sustancia, pero no está de más tenerla en cuenta y saber que una dieta rica en vegetales de tonalidad roja con alto contenido en licopeno (tomate, remolacha, cerezas, frambuesas, fresas), y todos aquellos alimentos con alto contenido proteínico: carnes magras, pesados, mariscos, huevo, vísceras…






CAMARÓN, OREJA DE CERDO Y ALGAS

Las recetas que combinan mar y montaña son originales. Su combinación nutritiva es excelente y el sabor fuera de lo común. Pepe Solla elabora un plato en Atlántico que nosotros versionamos a modo casero para que sea más fácil su preparación.

½ k de camarón.
Mayonesa preparada con ajada y pimentón de la Vera
Algas (las que más nos gusten)
Soja
Oreja de cerdo cocida

Escaldamos el camarón en agua hirviendo con un poco de sal, enfriamos en agua con hielo inmediatamente, pelamos las colas y reservamos.
Mezclamos las algas con la soja.
La oreja de cerdo cocida se pasa por la sartén para que adquiera una textura crujiente y la cortamos en tiras o dados.
Ponemos en la base del plato la mayonesa, sobre esta las algas y luego los camarones y la oreja calentinta.


VERDURAS SIN LÍMITES

Chefs como Mario Sandoval apuesta por lo vegetal en la alta cocina, creando platos parecidos a nuestro pisto manchego o al ratatouille de la Provenza. En este plato utiliza ni más ni menos que verduras: cebolla, tomate rojo y verde, calabacín, pepino, berenjena, pimiento del padrón, fideos de nabo, apionabo, hinojo, coliflor, zanahoria, espárragos trigueros, tirabeque, rábano, calabaza, semillas de anís e incluso algunos brotes y flores. Crea tu propia combinación y no dejes que las verduras se cocinen demasiado, así conservarás todas sus vitaminas y minerales



SARDINAS EN FRÍO O EN CALIENTE

Durante muchos años menospreciada, la sardina se ha convertido en una fuente de ácidos grasos O-3, calcio, vitamina D y proteína (colágeno) inigualable. Se puede consumir en lata, en crudo (prueba a marinarla durante 30 minutos en limón con cebolla roja, pimiento rojo y tomate picados finamente) o asada sobre un pan brioche que le dará un toque dulce.





ANCHOAS CON TOMATE: SENCILLO Y NUTRITIVO

Disponemos de unas anchoas perfectamente limpias y depiladas en un plato plano con un chorrito de aceite de oliva virgen de calidad superior. Preparamos unas rebanadas de pan tostado sobre el que untamos la preparación un puré de tomate. Un plato sencillo en el que podemos utilizar un producto de primera.





TARTAR DE ATÚN O DE SALMÓN

Lo crudo está de moda y el tartar de pescado es una de las recetas que más gustan. Aquí va una cargadita de Omegar 3, vitaminas C y D, colágeno y ácido fólido. Nuestra receta 5 estrellas.

200 g de atún rojo
20 g de pepinillo picado
20 g de chalota picada
20 g de rabanitos picados
20 g de alcaparras
Cilantro al gusto
Jugo de lima
Tabasco
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Aguacate maduro
Mayonesa de wasabi

Cortamos en dados el pescado y lo mezclaremos con los demás ingredientes cortados muy finos.
Aderezamos con sal, pimienta, tabasco, zumo de lima y ligamos con el aceite de oliva.
Realizar la mahonesa de forma tradicional añadiendo una pizca de wasabi.
Colocamos el tartar en un molde sobre el plato frío, cubierto del aguacate laminado y terminamos con un poco de mayonesa de wasabi.
Si el tartar es de atún podemos acabar con caviar, y si es de salmón añadiremos sus propias huevas para dar un toque crujiente y salado.